¿Qué es el Veganismo?

El Veganismo es una manera de vivir, donde los que nos definimos como veganos buscamos excluir de nuestra vida toda explotación animal.
Esto implica la mayoría de los sectores con los que nos relacionamos día a día a lo largo de la historia.

Uno de los sectores más afectados por la explotación, la magnitud y la alta demanda, es para satisfacer los distintos tipos de alimentación existentes en todo el mundo, donde la carne de diferentes especies animales como: la vacuna, porcina, avícola, de mar, entre otros, como los derivados de estos mismos, como: los lácteos (en todas sus formas), huevos, gelatina animal o miel, no lo consumimos nosotros, por qué tenemos una postura ética hacia ellos.

Vegan

Así también, en la industria de la indumentaria, no usamos pieles de animales, como el cuero que es lo más usado tanto en ropa como en calzado o en accesorios como carteras y bolsos.
Además las pieles con pelaje usadas en abrigos como la piel zorro, y tampoco usamos ningún elemento textil que implique el uso de lana o seda.

Tanto en la Industria farmacológica, como en la cosmética estamos atentos a que el producto que vamos a usar no esté testeado en animales, como comúnmente se hace, o que no tengan derivados como se suelen usar lácteos en cremas corporales.

Otro sector que está implicado, son los espectáculos de entretenimiento, como los circos que someten a los animales, adiestrandolos para hacer pruebas y así también, los acuarios usan de la misma manera a delfines, orcas, focas, etc…
Este ámbito al igual que el alimenticio está muy ligado a la cultura y tradición de la zona, por ejemplo, en España con los eventos de ‘tauromaquia‘ y las corridas de toros; en Argentina con las jineteadas de caballos o la matanza de delfines en Dinamarca.

Vegan

Naturalizamos desde décadas atrás, el deporte con animales, sin ver la otra cara del adiestramiento y exigencia a la cual los someten, como lo es en el polo, la equitación, las carreras de caballo y galgos, etc.

Los Zoológicos y los acuarios son la atracción normalizada más común, que disfraza el malestar animal con la puesta en escena de su hábitat y una
libertad ficticia para nuestra apreciación.

La exposición de razas de diferentes especies para competir por el ‘Pedigree‘, es una elite dentro de la crianza por cuidar mucho la apariencia de este, como sucede con los caninos, los equinos, los bovinos y muchas otras familias animales que están atadas a procesos genéticos para mantener la raza y también a la mutilación de orejas y colas para ser “más atractivos” (pitbulls, rottweilers, entre otros), y el adiestramiento para tener un buen comportamiento y una »postura adecuada» para que los jurados den su buen veredicto y así premiar al criador por un buen trabajo.

Especismo

Los animales domésticos originarios de criadero son un negocio donde la hembra está constantemente dando crías hasta su vejez y desarrollando enfermedades no solo por vivir en malas condiciones, si no también por dar a luz camadas y camadas de cachorros.

Si se convive con un animal, sea un perro o un gato, un cerdo, o cualquier otro, se procura que cuenten con espacio para que puedan ser libres sin exponerlos a los peligros de una ciudad como lo es una autovía, y que sus necesidades estén cubiertas.
No tenemos animales enjaulados como aves, peces, lagartos, víboras, arañas, entre otros.

Especismo

Una rama muy afectada por la explotación animal es la llamada ‘transporte de tracción a sangre‘, como son los paseos en carruajes movilizados por caballos o burros. También, en la industria agropecuaria, los emplean para trabajos forzosos, es decir, utilizándolos para recorrer largas distancias y arrear el ganado en arduas jornadas laborales. En otras zonas del mundo, también se ven elefantes, camellos, burros y mulas, sirviendo de transporte, acarreando cargas pesadas y haciendo trayectos largos.

Go Vegan!

En fin, son muchos los sectores que abarca la postura del Veganismo, y lo que se busca es cambiar el paradigma de la relación Humano-Animal que se ha desvirtualizado de tal manera que la conexión entre lo que se come y de donde proviene, se ve, para el que aún no hizo la conexión, como un producto y no como lo que es en realidad: un ser con capacidad de tener sentimientos tanto de felicidad y de amor, como de sufrimiento, miedo y dolor. Privados de su libertad y esclavizados a toda una vida de sufrimiento en beneficio del excesivo consumo de satisfacción y placer del ser humano.

Post relacionado:

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar