La pirotecnia y el daño que causa en los animales

Pirotecnia

¿Por qué la pirotecnia les afecta a los animales?

La pirotecnia es un material explosivo que se utiliza para la fabricación de fuegos de artificio. La diversión de la pirotecnia es que al explotar produce chispas de colores, pero además, mucho ruido.

Utilizamos los fuegos artificiales o la pirotecnia, en las fiestas de cumpleaños, eventos y en las fiestas de fin de año, sobre todo en año nuevo. La inversión de pirotecnia alrededor del mundo es incontable, puesto que se invierten millones de dólares y sólo para tirarlos en una sola noche.

Sin embargo, lo que para los humanos es una diversión, para los animales no es tan divertido. Te contamos porque es necesario parar con la pirotecnia y cuales son las alternativas para no provocar daño en los animales.

Para la fabricación de un solo petardo se utilizan 0.5 gramos de pólvora; un cohete, entre 0.5 y 15 gramos y una traca, 20 gramos. Imagínate las cantidades de pólvora necesarias para abastecer a todo el mundo sólo por unos segundos de diversión. Estos químicos provocan serio daños en los animales que conviven con nosotros, lo habrás notado si tienes un perro como mascota, el sufrimiento por el que pasan cuando explota un solo petardo. Lamentablemente, aunque no los veamos, hay muchos más animales a nuestro alrededor que sufren por este tipo de recreación.

El aparato auditivo del animal sufre daños físicos

El sonido que emiten los fuegos artificiales rondan entre los 190 y 200 decibelios, una cifra de 110 y 125 decibelios por encima del rango de decibelios que soporta el oído humano (75 a 80 decibelios es cuando comienza el daño). Para comparar, un avión de reacción produce 100 decibelios y un disparo 140 decibelios, por lo que los petardos superan el rango de ruidos. Para los animales este tipo de ruido les afecta su aparato auditivo en una manera irreversible. Los perros de caza, suelen quedarse sordos por la proximidad de su oído a la escopeta.

La pirotecnia puede causar una pérdida en la audición o tinnitus, que es el fenómeno de percibir golpes o sonidos en el oído que no provienen de una fuerte externa, es decir, ruidos que no corresponde a algún sonido externo.

El miedo y el estrés que provoca la pirotecnia en el animal

¿Tu mascota se paraliza, se esconde en lugares insólitos o se orina por toda la casa? Esto es causado por el ruido que emiten los fuegos artificiales o cualquier tipo de pirotecnia, afectándole el sistema auditivo. El animal sufre estrés y miedo ya que la sensibilidad de su oído a estos químicos explosivos es superior que al del oído humano, por lo que pueden escuchar un petardo reventar a kilómetros mientras que nosotros no lo oímos. Generalmente este tipo de situaciones de estrés en el animal, conlleva a generar fobias, aumentado su reacción de pánico a los ruidos fuertes.

La desaparición de estos indefensos, se debe a que los ruidos fuertes los espantan y huyen a lugares donde puedan sentirse seguros de cualquier amenaza, puesto a que la fobia atraída por el estrés, aumenta su miedo y buscan donde poder refugiarse.

Los zoológicos, además de ser un lugar de explotación animal para el mero entretenimiento de los humanos, son los lugares donde la pirotecnia tiene su mayor efecto. Los animales se ponen en estados nerviosos, sobre todo los rinocerontes o los guepardos, al igual que los elefantes, incluso los roedores continúan corriendo a los alrededores minutos después de haber cesado el ruido de la explosión de la pirotecnia.

Las partículas químicas que despide la pirotecnia luego de ser explotada, son nocivas

La explosión de la pirotecnia libera partículas nocivas y venenosas que afectan los pulmones. Despiden partículas de polvo fino (PM10), respirable y tóxico, que con enfermedades previas, aumentan la posibilidad de ocasionar otras o empeorar las ya existentes. Así también, los fuegos artificiales son, para los animales, un peligro mortalmente nocivo para su salud.

La pirotecnia además de ser nociva para los animales, también lo es para los humanos provocando asma, problemas respiratorios, ceguera, entre otras.

Los animales que viven cerca de zonas en donde se elaboran la pirotecnia (y su prueba), en muchas ocasiones, tienen quemaduras y daños en los ojos, lo mismo sucede cuando un animal se aproxima demasiado a estos petardos. El uso descuidado de la pirotecnia, ha provocado accidentes tanto en animales como también en humanos, ocasionando mutilaciones y quemaduras en los ojos y en el cuerpo.

Como afecta la pirotecnia en las distintas especies animales

Perros

La capacidad de un perro de oír es de 60.000hz, lo que supera la capacidad de audición humana de 20.000hz, lo que supone solo un tercio de la capacidad de los perros para detectar sonido. Su agudeza auditiva es la causa de porque la pirotecnia es totalmente negativa para ellos, generando ansiedad, estrés, miedos y fobias cuando no logran escapar del sonido.

Los ruidos como el de las tormentas, si bien son fuertes para ellos, no son sorpresivos como lo es la explosión de pirotecnia. En estos casos, van acompañados de señales previas en donde pueden percibir de manera anticipada. Si les causa angustia, más que nada a perros de edades avanzadas.

Los signos que se pueden detectar en los perros cuando se provoca una explosión de fuegos artificiales, son con frecuencia el congelamiento o la paralización, los temblores, los intentos de escapar o esconderse. También se diferencian comportamientos como la salivación taquicardias, trastornos gastrointestinales, vocalizaciones intensas, micción o defecación, actividad aumentada, estados de alerta, entre otros.

Uno de cada dos perros tiene una reacción negativa hacia los ruidos por la explosión de la pirotecnia o fuegos artificiales. Los primeros años de vida de los perros son significativos, por lo que desarrollan una capacidad mucho mayor a los miedos o fobias si son expuestos a pirotecnias a temprana edad.

El sonido que emite la pirotecnia provoca una reacción de estrés postraumático similar al de los humanos. Sin embargo los perros no tienen la capacidad de racionalizar su ansiedad, o la posibilidad de alguna respuesta cognitiva frente a un miedo para autocontrolarlo o disminuirlo inmediatamente.

Las fobias al los ruidos fuertes también se acentúa más en diferentes personalidades de perros, como se mencionó anteriormente, si un perro es expuesto a sonidos fuertes en sus primeros años de vida es probable que su personalidad sea más propensa luego en su adultez, al estrés provocado por la pirotecnia o cualquier ruido fuerte imprevisto.

gatos

A diferencia de los perros, los gatos demuestran menos los signos del miedos hacia los ruidos provocados por la explosión de la piritecnia. No obstante, el miedo que sufren y la tendencia a huir o a esconderse es la misma.

Los gatos, tienen una mayor probabilidad de intoxicarse del los químicos de la pirotecnia, por tener una personalidad más curiosa. Debido a este factor, son propensos a ingerir la toxicidad que producen los petardos y a causa de la explosión de los mismo, pueden llegar a tener lesiones en la vista o en partes de su cuerpo.

Aunque no demuestren sus fobias, los gatos son animales muy sensibles y en ocasiones pueden aparecerle los mismos síntomas que a los perros

Caballos

Los caballos como animales herbívoros, pueden sentirse fácilmente amenazados por los artificios de pirotecnia. Estos animales son potenciales víctimas de otros animales, ya que su estrés hacia estos ruidos provocan su permanente movilización alertando a animales depredadores.

El 79% de los caballos han demostrado reaccionar con ansiedad a causa de la pirotecnia lo que, por consiguiente, actúan igual que los perros y gatos, tratando de escaparse o refugiarse del ruido. La explosión de la pirotecnia, también les genera miedo y señales de estrés.

Los caballos actúan ante estos sonidos de manera repentina y suelen salir corriendo, saltando vallados y en ocasiones pueden dirigirse a zonas urbanizadas pudiendo ser atropellados en autopistas.

Aves

Las aves son animales también muy sensibles al ruido de los fuegos artificiales, Su estrés a causa de ellos, los puede hacer huir de forma permanente del nido o del lugar en donde se encuentran.

Por ejemplo, los patos criollos que viven cerca de zona de sobrevuelos, a causa del ruido, crecen en menor proporción y son de tamaños más pequeños que los patos criollos que viven en zonas de campo o alejadas de la ciudad.

Los ánsares nivales que son afectados por ruidos fuertes, reducen su tiempo de alimentación e intentan compensarla comiendo durante la noche, haciendo que disminuya su período para dormir, lo que también interviene en su desarrollo y reproducción, minimizándola y aumenta su riesgo de morir antes.

Las aves quedan desorientadas luego de una explosión por pirotecnia, logrando que algunas colisionen en edificios o vuelen hacia el mar.

Las especies coloniales de aves que anidad en altas densidades, como por ejemplo la gaviota argéntea, sufren estrés y miedo, y el riesgo de huir de sus nidos e incluso su desorientación, perjudica su regreso, lo que quedan las crías desamparadas.

Invertebrados y vertebrados de pequeño tamaño

Los datos de daños a causa de la pirotecnia en invertebrados y vertebrados pequeños, son menores a que los animales mencionados anteriormente.

Estas especies no pueden hacer mucho si se encuentran en zonas próximas de pirotecnia y pueden quedar bastante expuestas y perjudicadas a estos explosivos. En comparación de tamaños con respecto a otros animales, el daño es mucho mayor.

¿Cuáles son las alternativas al uso de la pirotecnia?

Existe una creciente por las alternativas al uso de explosión de fuegos de artificios, como por ejemplo el uso de luz láser o de fuegos artifiales silenciosos. En Italia, en la ciudad de Collechio, se realizaron los primeros espetáculos con fuegos artificiales silenciosos para concientizar a la población del daño que produce en los animales estas tendencias de diversión.

El espectáculo se puede disfrutar, hoy en día, en varias ciudades con la intensión de disminuir los riesgos en animales de padecer pérdidas en el aparato auditivo o las distintas lesiones graves que antes mencionamos.

Prevenir el pánico que causa su uso es fundamental para que los habitantes del municipio en donde vivimos, no sufran innecesariamente. Tener empatía por ellos es empezar por su cuidado en todo sentido. No olvidemos que afecta a la gran mayoría de las especies, y que acorta, en gran medida, su desarrollo y su propagación natural.

No estamos de acuerdo en la administración de calmantes sedantes para minimizar su estrés ya que los mismo pueden tener consecuencias y efectos secundarios graves de forma permanente. En caso de que no hubieran efectos secundarios, dejaría de lado a un porcentaje notable de animales.

La pirotecnia tiene un efecto sonoro muy extenso. Pensemos que no solo nuestras mascotas sufren sino también aquellos animales que no vemos a diario, pero están, ya sea en urbanizaciones, en zonas deshabitadas, en granjas u otros centros de explotación animal. Ayudemos a la causa y no compremos pirotecnia, no propaguemos su consumo y empaticemos con la fauna de una manera responsable y ética.

2 comentarios en “La pirotecnia y el daño que causa en los animales”

  1. Hola Veganguardia, muy interesante la nota, sobre todo la información de los decibeles de los animales. Gracias y sigan subiendo notas así. 😍

    Responder

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar